¿Qué comunicar o qué no comunicar en verano?


Hace poco nos preguntó un cliente que si no cerrábamos alguna semana en verano. ¿Cerrar? Suena estupendo, pero más bien utópico en nuestro sector. Y todos los que trabajáis en él estaréis de acuerdo conmigo. Los medios de comunicación no cierran, y nosotros, cara B del periodismo, estamos irremediablemente vinculados a la actualidad y el calendario de los medios. Los periódicos siguen saliendo a diario, los diarios digitales no descansan, ni tampoco calla la radio o deja de emitir la televisión. Para ello, y si queremos que la voz de nuestros clientes se escuche, nosotros tampoco debemos parar de comunicar en verano.

Los meses de julio y agosto ofrecen una excelente oportunidad a marcas pequeñas para poder aparecer o “colarse” en medios en los que normalmente no tienen cabida. En esas estamos. Eso sí, hay que saber muy bien qué y cómo comunicarlo, y no pensar que “cualquier cosa vale” o “todo va a ser publicable”. El contenido que enviamos a los medios hay que cuidarlo al extremo, siempre, o esa relación doble de confianza se quebrará en un instante.

Las plantillas de los medios se reducen y es el turno de becarios a los que nuestra ayuda y contenidos les vendrán estupendamente. Es una gran oportunidad para las agencias y departamentos de comunicación si la sabemos aprovechar adecuadamente.

Siempre debemos adaptar el contenido que ofrezcamos a aquellos temas que sean de interés para el medio y para el público en general. No es momento de comunicar asuntos de peso, resultados económicos de una empresa, un lanzamiento gordo de producto o noticias de un perfil demasiado empresarial o corporativo… Primero, porque el volumen de la audiencia que pueda recibir tu noticia será mucho menor, ya que la mitad de la población está de vacaciones y está mucho menos pendiente de los temas que normalmente preocupan; y segundo, porque las secciones más “serias” como política o economía se paralizan en general, y al tener menos espacio y menos gente, y suelen ceñirse a las grandes noticias nacionales.

Entonces, ¿qué podemos comunicar? Os dejamos una pequeña lista elaborada en base a la experiencia de AcentoenlaCé:

  • Noticias de emprendedores, startups, nuevas empresas que resulten curiosas, o novedosas. Si estamos disfrutando de nuestro tiempo de ocio siempre preferiremos leer el modelo de éxito de una startup tecnológica que detenernos en las grandes cifras del crecimiento de una multinacional…por tanto, las secciones de empresas o medios empresariales estarán más receptivos a este tipo de perfil. Es cierto que el número de lectores de un medio en general baja en verano, pero probablemente la lectura de las noticias por parte de esos lectores es mayor, ya que tienen más tiempo de leerlo en profundidad. Es por tanto tiempo de reportajes o noticias más a fondo, más que de titulares.
  • Contenidos acordes a los ritmos y gustos estivales: frescos, divertidos, de ocio, lifestyle. Es un buen momento para los clientes vinculados a la gastronomía, las bebidas, la restauración, el turismo, los viajes, la belleza… Eso sí, sin perder de vista los calendarios editoriales. Si queremos entrar en las revistas lifestyle (papel), no podemos trabajar los contenidos en julio, sino con dos o tres meses de antelación.
  • Medios económicos: puede sonar contradictorio, pero los medios económicos (en los que siempre ansían salir los clientes corporativos grandes y pequeños), dan un giro a sus informaciones, haciéndolas también más frescas dentro del perfil editorial. Es el momento de intentar una entrevista a un directivo en la que se hable más del perfil del mismo, de su forma de gestionar e incluso de aspectos humanos o personales…si nuestro cliente no tiene grandes cifras que ofrecer que serían indispensables en este tipo de medios en cualquier otra época del año.
  • Decálogos, consejos de expertos, opiniones de profesionales o temas ad hoc. De nuevo aquí, recordamos: ¡olvidémonos de la nota de prensa al uso! Somos periodistas, actuemos como tales. Ofrecer un contenido elaborado ad hoc para un medio, que ha sido pensado teniendo en cuenta su perfil de lector, será seguro un éxito. Los medios también valoran la exclusividad, y no debemos olvidar esa baza.

Como veis, ¡no es posible parar! Aprovechemos el sol, el calor, el agua de las piscinas o del mar para los afortunados que trabajen cerca del mismo y démosle a la imaginación para sacarle todo el partido comunicativo al verano.

Cristina Lomana

Deja un comentario